sábado, 26 de marzo de 2011

COMER BARATO EN VIENA

Comer en Viena puede resultar de lo más variado tanto en estilos como en precios. Como en casi toda Europa, en Viena se come y se cena más bien pronto, así que intenta no arriesgarte.
En cuanto al tipo de comida que más te encontrarás, si vas a restaurantes austríacos te darás cuenta enseguida de que la cocina vienesa se ha ido nutriendo de todos los distintos pueblos que han pasado por la zona a lo largo de su historia: la influencia de la cocina húngara, alemana, checa; centroeuropea en definitiva, es innegable. La comida austríaca es pesada y grasienta y se come con cerveza, ideal para aguantar los largos inviernos; mientras que a la hora del postre y el café se vuelve refinada y exquisita.

Hay dos cosas que deberías probar antes de marcharte: el Wienerschnitzel (lo que para nosotros es una milanesa de cerdo) y la Sachertorte (deliciosa tarta de chocolate).  





Otro plato famoso es el Tafelspitz que consiste principalmente en buey cocido con verduras acompañado de una salsa de vino y especias.




Aqui os dejo una paginas donde podeis encontrar todo tipo de restaurantes, desde los mas selectos, hasta los mas economicos y algunos muy recomendables por su relaccion calidad-precio:

http://viena.viajandopor.com/donde_comer/index_restaurantes.php

http://viena.viajandopor.com/donde_comer/comidas_rapidas.php

http://www.elpais.com/elviajero/detalle_destino.html?xref=20070330elpviadst_1.Tes&pos=3&anchor=elpcanviaesp&k=comer

http://www.guiamundialdeviajes.com/city/133/restaurant/Europa/Viena.html

Otra opcion es ir a uno de los mercadillos mas famosos de Austria: el Nachsmarkt. Además de un mercado, el Naschmarkt es también un lugar perfecto para comer, ya que los puestos de fruta o pescados comparten espacio con varios restaurantes de comidas del mundo bastante asequibles y llenos de gente joven. Podrás encontrar comida austríaca, pero también tailandesa, china o india, así que abre bien la mente (¡y la boca!) y saborea. Una recomendación personal es el Deli, tanto si vas una mañana para degustar sus copiosos desayunos o una tarde a cenar (falafel, humus y demás exotismos), no te defraudará.





Una ultima opcion, y una de las mas tradicionales es comer en un puesto callejero o Würsteland. En realidad, casi más típico que tomarse un buen Schnitzel con patatas en algún restaurante es cogerse una salchicha o perrito en uno de los innumerables puestos callejeros.





Por ultimo decir que la cuenta de los restaurantes de Viena incluye un cargo por servicios de entre el 10% y el 15%, por lo que normalmente no es necesario dejar propina. Sin embargo, es costumbre redondear la cuenta.
Pero sin duda lo mas famoso de Viena es su reposteria. No podeis hacer un viaje a Viena sin dejar de probar la famosa Tarta Sacher (tarta de chocolate) y el Apfelstruddel (tarta de manzana).






Tambien podemos destacar la Tarta Caprese Verdi o los elegantes bombones de Altmann & Kühne


En Viena, la ciudad del placer y la alegría de vivir, no resulta difícil encontrar dulces exquisitos que haran la delicia del consumidor. Importante olvidarse de la dieta durante unos dias.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario